Asset Allocation Insights

La vacuna supone un refuerzo para los activos de riesgo

Martes, 12/01/2020

Aunque la economía mundial sigue atascada en un escenario de «niponización» —el estado actual de ti- pos más bajos y crecimiento más lento—, las noticias positivas acerca de una vacuna para la COVID-19 supusieron un impulso para los activos de riesgo. A corto plazo, esto podría desencadenar una ace- leración tanto del crecimiento como de la inflación (reflación). Si esto se materializa, los inversores de- berían aprovechar el cambio temporal, antes de que volvamos al ciclo deflacionista más profundo.

Martes 01/12/2020 - 16:21
Adrien Pichoud Economist
Fabrice Gorin Senior Portfolio Manager

En el escenario de estilo japonés, los ciclos de mercado siguen sucediendo, pero los episodios suelen ser más discretos y más breves. Por ejemplo, los activos de riesgo se revalorizaron gracias a las políticas marcadamente acomodaticias de los bancos centrales y a un crecimiento mundial sincronizado en  2017, para luego verse arrastrados nuevamente por la reversión de   la política monetaria de la Reserva Federal. Del mismo modo, creemos que la economía mundial experimentará un miniciclo reflacionista positivo en los próximos meses, y los inversores necesitan una respuesta táctica para sacar partido de este antes de que desaparezca.

RENTA	VARIABLE	MUNDIAL	Y	TIPOS	DEL	TESORO ESTADOUNIDENSE A 10 AÑOS
¿HACIA UN MINICICLO REFLACIONISTA AL ESTILO DEL DE 2016-17 EN 2021, CON UN AUMENTO DE LA RENTA VARIABLE Y DE LOS TIPOS?

RENTA VARIABLE MUNDIAL Y TIPOS DEL TESORO ESTADOUNIDENSE A 10 AÑOS
Fuente
BANQUE SYZ, FACTSET

La reflación requiere un crecimiento mundial coordinado y un entorno de políticas favorable. A medida que el optimismo acerca de un regreso a la normalidad tras la pandemia de COVID-19 se extiende en los mercados y los datos económicos se ajustan en consecuencia, esperamos que estas condiciones se den en los próximos seis meses. Sin embargo, evaluar el impacto de la segunda ola de COVID-19 será crucial antes de que podamos estar seguros de una reflación.

 

Flexibilidad en cuanto a la renta fija

Al reconocer la creciente posibilidad de una reflación, hemos aumentado tácticamente la exposición al riesgo a través de nuestra asignación a renta fija. Hemos reforzado nuestro sesgo hacia la deuda de los mercados emergentes en monedas fuertes, que se ha rezagado frente a la recuperación de la deuda corporativa hasta ahora. Los diferenciales son interesantes en comparación con el conjunto del mercado y los activos de los mercados emergentes deberían beneficiarse de  un  escenario de reflación. Una combinación de crecimiento mundial, mayor predisposición al riesgo y un dólar menos fuerte es una situación ideal para la deuda de los mercados emergentes.

Además, para contrarrestar la creciente probabilidad de que aumenten los tipos de interés y de que las curvas de rendimientos se inclinen cada vez más en un entorno de crecimiento mundial, hemos reducido aún más la duración en las carteras. Lo hicimos vendiendo posiciones a largo plazo, en particular en deuda pública estadounidense, ya que la curva de este país parece   ser más propensa a una inclinación bajista. También recogimos algunos beneficios en bonos corporativos a largo plazo, ya que las valoraciones se tornan menos atractivas.

Sin embargo, la deuda corporativa mantiene su interés en comparación con la liquidez y la deuda pública en el entorno de predisposición al riesgo, y hemos implementado coberturas que nos permiten mantener cierta exposición a los diferenciales de la deuda corporativa al tiempo que contenemos el efecto de una posible subida de los tipos. Seguimos priorizando ligeramente los bonos de alto rendimiento, con unas valoraciones interesantes, pero el deterioro de los fundamentales de la deuda corporativa nos lleva a mantener un enfoque selectivo.

Al reaccionar a los cambios en la dinámica económica mediante movimientos tácticos como estos —aprovechando los miniciclos previstos en los precios de los activos— somos capaces de generar una rentabilidad positiva a pesar del entorno de tipos bajos, incluso en activos que arrojan rendimientos negativos. La asignación dinámica de activos y el posicionamiento táctico resultan fundamentales para capear el entorno actual de tipos muy bajos, ya que esto nos permite aprovechar incluso el más corto y discreto de los ciclos reflacionistas.

Enfoque dinámico frente a la renta variable

En cuanto a la renta variable, también nos estamos preparando para realizar ajustes estratégicos. Dada nuestra convicción de que finalmente volveremos a un escenario similar al de Japón, no creemos que el estilo de valor pueda superar de manera sostenible al de crecimiento. Sin embargo, si el impacto de la segunda ola de COVID-19  es relativamente leve y se reanuda    el crecimiento mundial coordinado, habrá una oportunidad de aumentar tácticamente nuestra exposición cíclica a corto plazo para impulsar el alfa en las carteras.

Si bien nuestras carteras tienen un sesgo de crecimiento, también mantenemos cierta ciclicidad en la asignación a la  renta variable, por lo que, si asistimos pronto a una rotación, estaremos preparados. Nuestra sobreponderación en empresas de calidad incluye algunos títulos industriales y otras acciones más cíclicas. Si se confirma un crecimiento mundial positivo, trataremos de aumentar la ciclicidad de las carteras a corto plazo. Los principales mercados de renta variable de la zona euro, como Francia y Alemania, son particularmente interesantes dado el contexto de tipos ultrabajos en Europa.

Entretanto, estructuralmente, estamos aumentando nuestra exposición a los mercados emergentes, concretamente  China, ya que identificamos potencial a largo plazo para que el país alcance a sus homólogos desarrollados. La renta variable china, que ha estado rezagada durante los últimos cinco años, se está beneficiando actualmente del entorno de tipos bajos y del repunte del crecimiento mundial, además de la gestión de  la pandemia de COVID-19 por parte de su gobierno autoritario. El país no ha experimentado una segunda ola de contagios, y las inyecciones de liquidez y el apoyo fiscal han impulsado el crecimiento del crédito interno. Apostamos en este sentido a través de una combinación de ETF, para obtener exposición a los gigantes cotizados de Hong Kong, como Alibaba y JD.com, así como a las acciones A nacionales, que son menos dependientes del panorama extranjero.

En el marco de la niponización se producirán episodios de reflación. Si bien  estos  acontecimientos  generarán  volatilidad a corto plazo, también proporcionan valiosas oportunidades para que los gestores de carteras multiactivo puedan generar alfa adicional de forma dinámica. En SYZ, aprovechamos estas oportunidades para demostrar el valor de la gestión activa.