Focus

Las temáticas que prosperarán durante la fase de repunte del crecimiento en Estados Unidos

Martes, 12/04/2018

John Indellicate, Co-Portfolio Manager en Scout Investments, explica por qué percibe oportunidades interesantes en el segmento de las medianas capitalizaciones estadounidenses, así como las principales temáticas de inversión que probablemente prosperarán a corto plazo.

Martes 04/12/2018 - 08:01
John Indellicate Co-Portfolio Manager of OYSTER US Selection (Scout Investments Inc.)
Llevamos un tiempo siendo optimistas sobre la economía estadounidense, y lo seguimos siendo.

Como inversores en renta variable estadounidense, es natural que, en este preciso momento, se nos pida opinión sobre el Gobierno actual del país. Sin embargo, independientemente de las ideologías políticas y de las opiniones personales sobre el presidente Donald Trump y sus tuits, es importante mantener la objetividad en materia de políticas económicas.

En este sentido, el proyecto de ley de reforma tributaria que se aprobó el año pasado ha vuelto a proporcionar un estímulo fiscal a la economía, a pesar de que nos encontramos en las últimas fases del ciclo económico. Aunque se ha descontado el efecto de primer orden del aumento matemático de las ganancias, no creemos que todavía se hayan valorado por completo los efectos de segundo orden de los recortes de impuestos. Estos efectos están manifestándose en el incremento de las inversiones en inmovilizado, lo que acelera el PIB y potencia la confianza de los consumidores.

Además, la desregulación a nivel federal también está ayudando a ampliar el ciclo económico, lo que hace que reducir costes y acelerar la puesta en marcha de nuevos proyectos sea más fácil. Por todo esto llevamos un tiempo siendo optimistas sobre la economía estadounidense, y lo seguimos siendo.

Los resultados de las elecciones de mitad de mandato no alterarán sustancialmente nuestras perspectivas económicas. Estos se revelaron heterogéneos: los demócratas recuperaron el control de la Cámara de Representantes, mientras que los republicanos ganaron escaños en el Senado. Con un Gobierno dividido, es probable que se restrinjan los nuevos recortes de impuestos o las medidas de gasto, dado que será necesario alcanzar acuerdos políticos para aprobar leyes. Creemos que esto podría ser beneficioso para la renta fija, ya que las probabilidades de nuevos recortes de impuestos son menores, y los bonos repuntaron a la mañana siguiente de los comicios. Nuestra sobreponderación en suministros públicos podría verse favorecida en caso de que esta tendencia continúe. Cuando se da una situación de Gobierno dividido, esta puede favorecer a las acciones, dado que disminuye el riesgo de que el Ejecutivo ponga en marcha medidas extremas o imprevistas que sacudan a los mercados. Dado que no hay recortes de impuestos que venzan en los próximos dos años y que la desregulación está firmemente en manos del Ejecutivo, creemos que los catalizadores más importantes están a salvo. Si demócratas y republicanos encuentran áreas de consenso en materia de inversión en infraestructuras o de reformas de los precios de los medicamentos, las acciones expuestas a estas temáticas podrían verse afectadas, si bien no tenemos muchos detalles sobre estas posibles temáticas.

Al margen de la Administración, las políticas de los bancos centrales representan otro tema candente y, en nuestra opinión, hoy en día la política monetaria reviste más importancia que la presupuestaria. En respuesta al fuerte crecimiento y a una tasa de desempleo baja, la Reserva Federal ha estado subiendo los tipos de interés y, a nuestro parecer, es probable que en algún momento endurezca demasiado su política monetaria. Sobre la base de unas declaraciones poco acomodaticias a principios de octubre, el mercado está descontando ya ese exceso de ajuste, aunque la curva de rendimientos no suele invertirse hasta 18 meses antes de una recesión. Los niveles de endeudamiento continúan siendo elevados a escala mundial, por lo que el alza de los tipos de interés se dejará sentir en algún momento.

Los mercados suelen seguir la dirección de los beneficios, por lo que mientras tengamos un PIB al alza y una curva de tipos con una pendiente positiva, creemos que las perspectivas para los beneficios y la rentabilidad positiva derivada de la renta variable son favorables. Sin embargo, es necesario que los bancos centrales atenúen su postura de ajuste para enderezar la actual falta de confianza en el mercado.

En SYZ Asset Management, nuestra estrategia de renta variable estadounidense presenta un sesgo hacia las medianas capitalizaciones, un segmento que a menudo se pasa por alto en el mercado bursátil. A pesar de la afinidad que muestran los inversores por los títulos de pequeña capitalización que mejor funcionan y por las grandes capitalizaciones, los valores de mediana capitalización han arrojado un perfil de riesgo/remuneración más favorable que las pequeñas y grandes capitalizaciones del mercado a largo plazo.

Elecciones en Estados Unidos

Identificar valores con una ventaja basada en la innovación

En el plano de las medianas capitalizaciones, hemos identificado ideas interesantes en títulos concretos en el marco de diversas temáticas clave, a saber: innovación, viajes y ocio, defensa y finanzas.

Continuamos percibiendo grandes e innovadores avances en muchos ámbitos de la economía, con tecnología y asistencia sanitaria a la cabeza de este cambio. Una empresa sobre la que mantenemos una visión positiva actualmente es Arista Networks, que está ampliando su cuota de mercado en routers y conmutadores para centros de datos, un área que vive un auge de demanda. Los routers de Arista alcanzan velocidades de 100 gigabits, en comparación con los 10 gigabits de los productos clásicos de Cisco y Juniper. En asistencia sanitaria, percibimos una gran oportunidad en la firma de dispositivos médicos cardiovasculares Abiomed, que tiene productos que ayudan al corazón a bombear sangre durante procedimientos cardiacos. Con un producto líder de su sector en un segmento que adolece de competencia innovadora, creemos que la firma puede mejorar sus ventas de 600 millones de USD en un mercado con un valor de 10 000 millones.

Los cambios en el comportamiento de los consumidores, cada vez más orientados a las experiencias en lugar de a los bienes materiales, siguen impulsando el atractivo del segmento de los viajes y el ocio. Nos centramos en ámbitos que muestran una sólida capacidad de fijación de precios, como las entradas de conciertos, que han experimentado un crecimiento interanual del 10%. Live Nation, el propietario de Ticketmaster, es uno de los beneficiarios de la cambiante tendencia de consumo. Otro grupo con capacidad de fijación de precios es Madison Square Garden Company, que posee diversos eventos y organizaciones, como los New York Knicks y los New York Rangers.

En cuanto a defensa, el Gobierno actual ha incrementado el gasto en esta partida. En este segmento priorizamos las empresas innovadoras, como SAIC, contratista de defensa especializado en TI. Por último, somos optimistas acerca del sector financiero, sobre todo en lo relativo a los bancos capaces de sacar partido de la subida de los tipos a corto plazo. Es probable que nuestra visión positiva sobre los bancos sea la que menos recorrido tenga de nuestras temáticas a causa del aplanamiento de la curva de rendimientos al que aludíamos anteriormente.

Pese a la positiva trayectoria reciente de la economía estadounidense, somos conscientes de los riesgos. Seguimos prestando mucha atención a las negociaciones comerciales, en particular a las tensiones entre Estados Unidos y China. Estamos posicionando la cartera para tratar de evitar a las empresas que probablemente estén más expuestas a la escalada de las tensiones. Aun así, somos conscientes de que pueden darse buenas oportunidades de compra en compañías afectadas por la imposición de los nuevos aranceles. Aunque estos títulos podrían registrar ventas masivas en un primer momento, los equipos directivos tendrán que adaptarse al nuevo paradigma subiendo precios, modificando las instalaciones de producción o encontrando otras vías para evitar los aranceles.